Emma Riverola


No, aún no ha llegado el momento. Unos aún piensan que pueden vencer, que les asiste la razón, la historia y la voluntad; que la fe en un horizonte de esperanza bastará para alcanzarlo, que la superioridad moral de la que se sienten imbuidos les permitirá superar todos los obstáculos, incluso los del sentido común y la convivencia. Otros aún piensan que se impondrán; que la ley, el poder y el desprecio al diálogo tendrán su recompensa.


Fuente de la noticia | elperiodico.com